Vota 24Nov

Te invitamos a participar en las próximas Elecciones que se realizarán el 24 de Noviembre en el horario comprendido desde las 00 horas a las 20 horas para elegir a la nueva Junta Directiva Asomevenar. Recuerda estar Registrado y Censado en esta plataforma.

Pasos Para Votar:

1) Inicia Sesión en tu usuario Asomevenar

2) Participa y Vota

Tienen dos excelentes opciones lideradas por:

Dra Indira Acosta

CANDIDATA A PRESIDENTE

FUERZA MÉDICA VENEZOLANA

PLANCHA #1

Y

Dra Ligia Briceño

CANDIDATA A PRESIDENTE

UNIDAD MÉDICA GERENCIAL

PLANCHA #2

No dejes de Participar, es tu derecho y deber elegir a la Nueva Junta Directiva

Vota este Próximo 24 de Noviembre

#JuntosSomosMás

#JuntosSomosAsomevenar

#24Nov #Directiva#DirecciónCenso#ComiteElectoral

Read More
Administracion noviembre 16, 2019 0 Comments

MAS DE 600 MÉDICOS VENEZOLANOS EJERCEMOS EN ARGENTINA

Médicos venezolanos huyeron de la crisis en su país para seguir sanando a otros, muchos de ellos dicen vivir emergencia nostálgica por la falta que les hacen sus familiares. Esperan retornar un día no muy lejano para reconstruir a Venezuela.

 

SIGUE EL SIGUIENTE LINK PARA QUE DISFRUTE DEL REPORTAJE HECHO POR EL EQUIPO DE TVV NOTICIAS A NUESTRAS MEDICAS VENEZOLANAS MIEMBRO DE ASOMEVENAR

 

Read More
Administracion septiembre 12, 2019 0 Comments

Asomevenar Una alternativa Para la Salud En Argentina

El éxodo de 1000 médicos venezolanos hacia la Argentina, un salvavidas para los hospitales más pobres del interior

 

Una bendición
En 2017 en la Argentina se ofrecieron 2969 cargos médicos, pero solo se cubrieron 1036. Poco más de un tercio. Había un número estable de nuevos graduados en el país, pero las residencias no lograban cubrir las vacantes.

La distribución de profesionales de la salud estaba concentrada en la ciudad de Buenos Aires, mientras que las provincias con la tasa más baja de médicos por habitante eran -y aún son- Santiago del Estero, Misiones, Formosa y Chaco.

“Muchos de esos cargos en el interior empezaron a ser demandados por nosotros, pero antes necesitábamos la validación”, dice Villalobos.

En febrero de 2018, Venezuela ingresó al grupo de países con los que la Argentina tiene un convenio para el reconocimiento de títulos académicos. “Los médicos venezolanos pudimos empezar los papeles para incorporarnos en el sistema de salud argentino”, cuenta Briceño.

Desde entonces -según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)- de los 145.000 venezolanos que residían en el país hace dos años, 593 son médicos y ya cuentan con licencia para ejercer. Hay un 26% de psicólogos, 20% de médicos clínicos, 20% de odontólogos y un 18% enfermeros. En todos los casos, la mayoría son mujeres.

“Hoy hay otros 600 médicos venezolanos en el país que pronto recibirán su convalidación”, dice Villalobos.

En el Sur
En mayo de 2018 todas las provincias decidieron incorporar médicos venezolanos en sus centros de salud, y las propias autoridades eran quienes convocaban a cubrir los puestos.

Las primeras en ofrecer oportunidades fueron Río Negro, Tierra del Fuego y Chubut.

En Chubut, la cantidad de médicos es menor que en centros asistenciales similares a los del centro del país. Trabajan con menos profesionales, pero su dedicación horaria es mayor y el salario suele ser más alto que en otros distritos.

Luz Urdaneta es médica anestesista, tiene 50 años y llegó de la ciudad de Bolivar, Venezuela, en junio de 2018.

“Chubut es lindo, pero aquí hace mucho frío”, dice.

Luz trabaja en el Hospital Rural de Sarmiento. Llegó hasta allí por una convocatoria del Ministerio de Salud, luego de convalidar su título de la Universidad de Oriente, con el que ejerció durante 21 años.

 

 

“Había escuchado que se tardaba mucho tiempo, pero empecé los trámites ni bien llegué porque quería seguir con mi actividad”, cuenta Luz.

Urdaneta tuvo que esperar seis meses hasta tener su licencia. Mientras tanto trabajó como cosmetóloga en un local de la porteña avenida Corrientes.

En el Hospital de Sarmiento hay 15 médicos y 14 enfermeras. Ella está acompañada por otra colega venezolana, ginecóloga. “Somos pocos, pero todo funciona muy bien y los pacientes tienen muchos beneficios. Nada que comparar con Venezuela. Yo me fui luego de pasarme del sector público al privado. No teníamos ni jeringas”, cuenta.

En Sarmiento, Urdaneta vive con su esposo y su hijo en una casa que le otorgó el Estado. Trabaja seis horas todos los días, atiende consultas y dice que “el sueldo es muy bueno”.

En el Conurbano
Yang Álvarez llegó de San Francisco de Miranda, Venezuela, el 12 de agosto de 2017. Es médico, aunque en sus primeros meses en Buenos Aires lavó copas y atendió un quiosco.

“Pensé que iba a estar muchos años así, pero conocí un médico que hacía guardia en un hospital de Moreno. Un día fui, me tomaron de pasante e inicié mi convalidación para poder atender pacientes”.

Tiene 29 años y ahora atiende en la guardia del Hospital Mariano y Luciano de la Vega delpartido de Moreno. Solo va los martes y cada tanto recibe consultas por guardia externa.

 

 

“Hoy vivo de la medicina. Me alcanza para comer, pagar mi alquiler y enviarle dinero a mi papá y mi mamá, que viven en el estado de Falcón”, cuenta.

Según Álvarez,la crisis de salud en Venezuela se agudizó en 2015. “Yo estaba haciendo un posgrado en cirugía y no teníamos agujas. El sueldo como residente era muy bajo, solo de cuatro dólares. Los pacientes se nos morían en los brazos. Me llené de impotencia y me fui”.

En Moreno, reconoce Yang, llegan demasiados pacientes para la capacidad física del hospital, aunque destaca que “el sistema de salud se desenvuelve muy bien, con el material médico necesario y buen personal”.

En el Norte
Jujuy tiene una tasa de dos médicos cada mil habitantes. Esta cifra se encuentra muy por debajo de la media nacional, según el Observatorio Federal de Recursos Humanos en Salud.

Hasta ahora, allí se radicaron de manera voluntaria 25 profesionales de la salud venezolanos. En algunos casos les dieron una casa y un auto para llegar hasta los campos de difícil acceso.

Willmer Bracho es médico especialista en estética. “Y además soy profesor universitario. Bah, era profesor universitario. Daba clases en la ciudad de Punto Fijo, sobre la costa venezolana”.

Bracho fue uno de los primeros tres médicos venezolanos que lograron la convalidación de su título. Antes de eso se las rebuscó cuidando a un paciente con Parkinson, fue chofer, cocinero, paseó perros y entregó pizzas en bicicleta.

Lleva un año en la Argentina y atiende en una sala de salud del barrio Antártida, en las afueras de Palpalá, Jujuy. “Es un lindo sitio, las calles son de tierra y la gente aquí es muy amable”, dice.

El barrio le hace acordar a su ciudad: “Mi familia es humilde, mi madre es campesina. Yo me crié con mucho sacrificio y los consultorios de salud se convirtieron en mi segunda casa cuando empecé a estudiar”.

Bracho recuerda que en sus primeros años de profesión, a finales de 1990, el nivel de atención médica de Venezuela “era de excelencia”, pero con la reelección del presidente Hugo Chávez, en 2008, “todo empezó a empeorar de manera gradual”.

“En 2010 los posgrados se vaciaron porque no había quienes concursarán por los malos sueldos. Y en 2014 nos golpeó la falta de insumos”, dice.

El médico cuenta que decidió irse del país cuando sus pacientes empezaron a morirse porque no podían pagar un tratamiento. “Llegue a darles dinero de mi bolsillo para sus medicinas. Pero llegó un momento en donde no resistí el dolor, más allá de que estemos formados para tener que soportarlo”.

Bracho asegura que no se puede comparar Venezuela con la Argentina. “Es una grosería decir que aquí están peor. Es una falta de respeto. A mí no me engañan. En Venezuela se me murió un paciente que aquí pude haber curado. Eso no se olvida más”.

El 50% de los venezolanos son graduados
El año pasado, la Dirección Nacional de Migraciones entregó 60.687 radicaciones temporarias y 9.844 permanentes a ciudadanos venezolanos.

Según un relevamiento de la OIM, la mitad de ellos declaró ser universitario, en muchos casos incluso con posgrados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://www.lanacion.com.ar/sociedad/el-exodo-1000-medicos-venezolanos-argentina-salvavidas-nid2280046

 

Read More
Administracion agosto 25, 2019 0 Comments

Nuevas Convalidas FELICITACIONES

Felicitaciones

Muchas felicitaciones a los nuevos convalidados, éxitos!

Read More
Administracion agosto 15, 2019 0 Comments

Te invitamos a la 1ra jornada de actualización de emergencias médicas

Te invitamos a la 1ra jornada de actualización de emergencias médicas.
ARANCELES  ✔GENERAL 500 PESOS, ✔SOCIOS ASOMEVENAR , ASOENVEAR, SOCIOS AMA,300 PESOS ✔ INSCRIPCIÓN DE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN 200 PESOS E INSCRIPCION DE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN POR EL CORREO       -Comunicaciones Libres
-Casos clínicos
-Programas o proyectos                                                                                                 

Inscripciones y envío de trabajos de investigacion por : ASOMEVENARACADEMICO@GMAIL.COM; mas informacion via whasapp 1127344163 y 1150040966 y 11 22554958

Read More
Administracion julio 23, 2019 0 Comments

Son venezolanos, viajaron del calor al frío y ahora salvan vidas en medio de la soledad

La última vez que Yesiel Díaz estuvo en Caracas hacía 35 grados a la sombra. Fue hace casi dos años, cuando Díaz y su pareja, Laura Vergel, dejaron su país tristes y abatidos con el único fin de encontrar una nueva vida en la Argentina. Por estas horas ambos se preparan para conocer de primera mano uno de los fríos más intensos de la Patagonia en Comallo, el pueblo donde ejercen la medicina general desde hace tres meses. En la localidad se han registrado bajas récord de hasta 25 grados bajo cero. No demasiado lejos del perfecto opuesto de su cálida nación de origen.

Como marca la historia de las migraciones su cambio no fue fácil. Aunque ambos son médicos generalistas, sus primeros trabajos fueron en restaurantes haciendo turnos de 16 horas para ganarse unos pesos mientras esperaban su DNI extranjero y la validación de sus títulos universitarios. Las cosas fueron mejorando de a poco. Con los meses ella consiguió empleo en un laboratorio y él en una farmacia.

Hasta que en julio de 2018 se enteraron de la convocatoria que estaba haciendo Río Negro a médicos venezolanos que quisieran radicarse en pueblos y ciudades de la provincia. La propuesta del ministerio de Salud provincial incluía la posibilidad de un salario y una casa cuando se trataba de áreas apartadas.

En Venezuela un médico gana mensualmente unos US$ 8, han explicado distintos profesionales de ese país. En Río Negro, la oferta es de 42 mil básicos más otros 40 mil extras por las guardias. Es decir, unos 2000 dólares al mes.

Los trámites de sus papeles tardaron alrededor de un año y medio, pero cuando estuvieron listos acudieron de inmediato a las entrevistas con los funcionarios rionegrinos. El 7 de marzo de este año, Díaz y Vergel, desembarcaron en Comallo, una pequeña localidad de 1500 habitantes, ubicada a unos 100 kilómetros de Bariloche.

El cambio climático y cultural no es menor para ellos. Comallo se ubica en la desolada Línea Sur, una de las geografías más agrestes de la Patagonia y su población se encuentra dispersa en parajes de difícil acceso. La inmensidad, el desierto aunque también la belleza en su forma más cruda, caracterizan a la región.

“Nos gustó mucho el lugar, la geografía y la gente que nos recibió de manera muy cálida. Donde vamos nos ofrecen un mate, nos preguntan ¿tienen cuchillo? Porque acá sin cuchillo no se come asado y todos invitan asado”, relata Díaz egresado de la Universidad Rómulo Gallegos.

La labor de los médicos incluye tanto la atención en el hospital local como en las afueras, por lo cual en ocasiones deben realizar viajes de 70 o más kilómetros por caminos que solo pueden transitar los caballos y las 4×4. “Acá encontramos la estabilidad que estábamos buscando después de todos los problemas políticos y económicos que ya se conocen de mi país. La Argentina ha sido muy generosa con nosotros”, agrega Díaz. “Ir a los parajes es la esencia de la medicina”, apunta.

Su pareja está embarazada de 8 meses. De modo que su primer hijo será argentino, un hecho que ambos reciben con especial alegría. “Va a ser argentino y va a nacer en Comallo. La Línea Sur es muy hermosa y con los años la gente ha mejorado su calidad de vida, ya hay internet, paneles solares, y nos gusta poder ayudar en este ámbito”, señala.

Los dos tienen padres y hermanos en Buenos Aires, por lo que esperan reunirse en familia pronto, probablemente en el extremo sur.

En Choele Choel hacía varios meses que estaban sin pediatra. La localidad del Valle Medio, con unos 10 mil habitantes lo necesitaba urgentemente. Isi López vino a cubrir esa vacante por la que los vecinos venían reclamando. La profesional, oriunda de Maracaibo, llegó al pueblo acompañada de su hijo Esteban de 7 años.

“El proceso de validación del título me llevó más de un año y mientras tanto trabajé asistiendo a niños con discapacidad. Cuando salió lo del título tuve una entrevista en la Casa de Río Negro y después validé todo en Viedma”, cuenta su derrotero López, egresada de la Universidad del Zulia, quien soportó con estoicismo la maraña burocrática.

“Acá ha sido muy positivo el trabajo, muy práctico y el recibimiento de los colegas también fue muy buena”, sigue. “Mi proyecto es seguir acá, trabajar y con el tiempo perfeccionarme en alguna especialidad”, agrega.

Read More
Administracion julio 21, 2019 0 Comments

Chubut entrevisto médicos venezolanos

Desde el Ministerio de Salud de Chubut se hizo el pedido ante Nación, para que médicos venezolanos que llegaron a nuestro país puedan validar sus títulos y así poder sumarse a los hospitales públicos de nuestra provincia. 

El ministro Adrián Pizzi explicó a Jornada que “siempre desde la Subsecretaría de Planificación y Capacitación se propicia traer recurso humano de otras provincias para Chubut, para darle cobertura a nuestro interior que es lo más difícil y más sensible”.

Dijo que la incorporación de profesionales oriundos de Venezuela, “fue tema de un Consejo Federal de Salud, ya que había entre 800 y 1.000 médicos venezolanos en Buenos Aires fruto de la migración de estas personas, por público conocimiento de la situación que atraviesa el país”.

Para que puedan ejercer en Argentina “hay un proceso de validación que ya está armado, hay una asociación de profesionales venezolanos y un programa de radicación de médicos venezolanos en el país. Nosotros, adhiriendo a esta iniciativa, hicimos entrevistas en Casa del Chubut a alrededor de veintidós profesionales y luego a cinco más por videoconferencia”.

Pizzi explicó que el pedido que realiza la cartera de Salud del Chubut “inicia y facilita su proceso de validación, apuntando fundamentalmente a dar cobertura a lugares que para nosotros son complicados, que tenemos que estar dando cobertura con recurso humano de otros lugares como ocurre en Gualjaina, Cushamen, Corcovado, Río Senguer, Río Mayo, Sarmiento, Diadema y el área externa de Comodoro”.

“Cuando fuimos a las entrevistas uno escucha sus historias de vida. Hay muchos profesionales formados, muchos especialistas que hoy están trabajando en un restaurant, en la construcción, en un Uber, en cualquier cosa que hoy no tiene nada que ver con su profesión”, aseguró.

Y agregó: “estas personas nos manifestaron su interés por trabajar de lo que son, muchos de ellos han sido docentes hospitalarios. Hay un valioso recurso humano además referenciado esto por otras provincias que ya han concretado y las experiencias vienen siendo muy buenas”.

En cuanto a los tiempos, el ministro explicó que su incorporación se completará a medida que vayan regularizando las documentaciones, el trámite para validar “demora alrededor de un mes. Los médicos llegarán de manera progresiva a nuestra provincia”.

Read More
Administracion junio 29, 2019 0 Comments